Coaching ejecutivo: ¿Qué es? y ¿Cuáles son sus Beneficios?

El coaching ejecutivo consiste en el entrenamiento y acompañamiento de los directivos de una empresa por parte de un especialista que les orientará en función de aprender a concientizar tanto sus acciones como sus palabras.

Es un proceso de autoconocimiento en el que también se aprende a ser empático con los trabajadores que están a su cargo y así, de alguna manera, ser también un coach para ellos.

La finalidad del coaching directivo es potenciar en los ejecutivos que llevan las riendas de la empresa, su inteligencia y capacidades para detectar problemas y sus posibles soluciones de una manera rápida. Así podrán realizar la gestión de resolución de una manera eficaz.

Índice

    ¿Qué es el coaching ejecutivo?

    El coaching ejecutivo y empresarial es un proceso personal en el que el coachee conforma su carácter de líder partiendo de sus habilidades y competencias innatas.  Durante el coaching ejecutivo participan tanto el ejecutivo o directivo (coachee) como la organización a la que pertenece, y el entrenador o coach que realizará el acompañamiento pertinente.

    Este es un proceso en el que se aplican el coaching ejecutivo y personal en el cliente, ya que el entrenador es responsable de desafiar sus paradigmas gerenciales para convertirlo en un líder empático, exigente, eficaz y que deje huella tanto en la organización como en el personal a su cargo.

    ¿A quién va dirigido el coaching ejecutivo?

    El coaching ejecutivo va dirigido a todos aquellos que conforman el área directiva de una organización cuando saben que algo está funcionando mal, tanto en su entorno personal como en el laboral.

    Es también necesario el entrenamiento ejecutivo cuando hay discrepancias entre jefes, supervisores y asistentes. Pero hay, además, otros indicadores de la necesidad de acudir al apoyo de un coach que les haga internalizar la situación.

    Estas problemáticas tienen su origen, casi totalmente, en el desconocimiento de sí mismo. O la falta de conciencia del error personal en el que se incurre. Algunos de estos síntomas y situaciones son:

    • Ansiedad en el equipo de trabajo, generada por la mala escucha del ejecutivo.
    • El autosaboteo.
    • Inseguridad, vacilación y dificultad en el proceso de toma de decisiones.
    • Incapacidad para aprovechar los datos y conocimientos obtenidos de fuentes confiables, como clientes, jefes, colegas, etc.
    • Desconfianza entre los miembros del equipo de trabaja generada por la poca delegación de responsabilidades por parte del ejecutivo.
    • Poco éxito en la consecución de objetivos.
    • Discrepancias entre las órdenes y acciones del ejecutivo.
    • Generación de estrés.

    No es necesario llegar a estos extremos para acudir al coaching directivo, pues también se puede emplear para prevenir estas situaciones cuando se quiere:

    • Reconducir profesionalmente.
    • Formar como líder.
    • Aprender a hacer una mejor gestión en la toma de decisiones.

    ¿Qué competencias se desarrollan con el coaching directivo?

    Durante el proceso de acompañamiento con el entrenador, los ejecutivos son capaces de desarrollar sus competencias personales, entre ellas se cuentan:

    • Orientación al logro.
    • Liderazgo
    • Funciones gerenciales: organizar, planificar, dirigir y controlar.
    • Visión de negocio.
    • Ser autodidacta.
    • Motivación a su equipo de trabajo.
    • Creatividad.
    • Flexibilidad.
    • Resilencia.
    • Innovación.
    • Jerarquización de prioridades.
    • Negociar y persuadir.
    • Iniciativa.
    • Capacidad de síntesis y análisis.
    • Empatía.
    • Capacidades comunicativas y de oratoria.
    • Uso de la inteligencia emocional.
    • Autocontrol.
    • Autorregulación.
    • Autoconocimiento.
    • Autonomía.
    • Confianza en sí mismo y en los demás.

    Estas capacidades deben condensarse en dos acciones inmediatas: la cohesión del directivo con su equipo de trabajo y la fijación de objetivos claros a corto plazo. Todo este plan tiene como fin el alcance de los objetivos organizacionales a largo plazo.

    ¿Por qué contratar a un coach externo?

    Es común que exista resistencia en los directivos cuando se les plantea la posibilidad de contratar un coach externo que los acompañe en este proceso de cambio. Esto ocurre porque, ensimismados en sus problemas, no ven lo beneficioso que es tener la opinión de un experto que no quiere modificar a la compañía, sino que busca optimizar aquellas cualidades que, naturalmente, poseen estos clientes.

    Con la ayuda de un coach externo, el ejecutivo puede observar desde otra perspectivas cuáles son esas fallas que le están impidiendo la consecución de los objetivos de la organización. La visión objetiva de un entrenador profesional es siempre precisa y clara, enfocándose en el mejoramiento intrínseco para poder mejorar las situaciones externas.

    La eficacia, la autoconfianza y la gestión óptima de información para tomar decisiones, son los aspectos fundamentales que trabaja un coach en el entrenamiento ejecutivo, así que esta es otra razón válida para acudir a sus conocimientos profesionales.

    Además, este acompañamiento trae consigo la capitalización personal, pues sus frutos se verán reflejados en la vida personal y profesional del directivo. Es su carrera la primera beneficiada cuando se acude a un coach externo.

    Perfil de un excelente coach ejecutivo

    Para ser un coach ejecutivo con un excelente desempeño, más que hacer cursos y diplomados, se debe realizar un profundo análisis de sí mismo para que, de manera positiva, se puedan capitalizar esas experiencias vividas a lo largo del desempeño profesional.

    Pero lo personal no puede desligarse del aspecto laboral, es por ello que, una a una, la cualificación del ejecutivo dependerá de la forma en que maneje las situaciones del entorno familiar y también lo que ocurre en su área profesional.

    Una vez que el directivo aprende a analizar estas situaciones y cómo se comporta frente a estas, sí merece el esfuerzo la preparación académica que da sustento a sus cualidades como líder y coah de su equipo de trabajo.

    Conocimientos y experiencia en psicología

    Es necesario que el coach ejecutivo cuente con las habilidades de interrelacionarse con los demás, manifieste empatía y sepa comunicarse de manera efectiva.

    Conocimientos y experiencia en empresa

    La visión empresarial y centrarse en los objetivos de la organización son fundamentales para un excelente entrenador directivo, pues de no ser así, se dedicaría solamente al coaching personal. Debe saber cómo trasladar esa optimización personal de cada uno de los miembros de su grupo laboral a la faena diaria en sus funciones.

    Conocimientos y experiencia en organizaciones

    El coach ejecutivo debe contar con experiencia organizacional, entender cómo funciona una empresa y qué se espera de ella. Además, el uso de lenguaje técnico es necesario para poder comunicarse eficazmente con sus coaches.

    Además, comprender de procesos, productividad e indicadores financieros es imperioso para poder desempeñarse profesionalmente en este ámbito, pues de no ser así incurriría en errores que le costarían caro a la empresa y a él mismo en cuanto a su reputación.

    Conocimientos y experiencia en coaching

    Esta rama del conocimiento es fundamental para un entrenador pues es parte de su esencia personal y profesional. Conocer a fondo el basamento de las teorías de coaching, cómo aplicarlo y qué esperar como consecuencia es clave ya que si no sabe lo que hace, ¿cómo puede evaluar sus resultados?

    Beneficios del coaching ejecutivo. ¿Qué cambios experimenta el ejecutivo después de un proceso de coaching?

    Los mayores beneficios que se obtienen del coaching ejecutivo son el autoconocimiento, el trabajo personal y la capacidad de intuir situaciones que debe corregir de inmediato. Los cambios son contundentes, especialmente los que conciernen al control y uso positivo de las emociones, pues el entrenador se encarga de fomentar el uso de la inteligencia emocional como un recurso para llevar a cabo el trabajo profesional.

    Otro de los cambios se relaciona con la mejora de la comunicación y el uso correcto de la oratoria, medio fundamental para encarar los conflictos y darles solución. La comunicación efectiva siempre será garante de un ambiente laboral sano y equilibrado.

    Los otros cambios que experimentará el ejecutivo son relativos al manejo de conflictos, resolución de problemas delegar responsabilidades y tomar decisiones, basándose en el fortalecimiento de la confianza en sí mismo.

    El coaching directivo centra sus objetivos en la transformación personal y la optimización de tus cualidades para que puedas desempeñarte cabalmente en un cargo ejecutivo, ejerciendo el liderazgo y la empatía como recursos para dirigir a tu equipo de trabajo ¡al éxito empresarial!

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    Subir

    Se recuerda que al navegar por este sitio se está aceptando el uso de cookies. Leer más